También hacemos Diseño Gráfico.

Visita la Web

LOGO DIS WEB_BA_D_A-B web_BA_D_A-B web

 

Certificado de Eficiencia Energética

Desde mediados de 2013 es obligatorio que las viviendas que se pongan a la venta o en alquiler dispongan de un certificado de eficiencia energética en el que se especifican las emisiones de CO2 en relación a las dimensiones del edificio. Así el posible comprador o inquilino puede compararlo con otros inmuebles para la toma de decisiones.

BAMBA cuenta con técnicos competentes, arquitectos, para realizar el certificado, así que si estás pensando en alquilar o vender un inmueble, Bamba elabora el informe necesario para presentarlo y obtener el certificado.

Tarifas

Qué incluye

Visita al inmueble, levantamiento de plano de estado actual y desarrollo y entrega de informe para presentación en el organismo correspondiente de la comunidad autónoma.

Formato de entrega

El informe se entregará en forma de archivo digital, en formato PDF

Plazo de entrega

El tiempo estimado para la entrega del informe será de un mínimo de 5 días y de 2 semanas como máximo desde que se realiza la visita del técnico al inmueble

Forma de pago

Se abonará el 50% de los trabajos durante la visita al inmueble y el 50% restante a la entrega de la documentación

Más información del servicio

Desde el 1 de Junio de 2013 es obligatorio que los propietarios de un inmueble faciliten una etiqueta de certificación energética del mismo a los futuros compradores o inquilinos. En caso de no tenerlo los propietarios pueden ser multados con sanciones que van desde los 300 hasta los 6.000 euros. El certificado indica, mediante una escala de siete letras (A-G), el nivel de emisiones de CO2 en comparación con las dimensiones del edificio.

Se deben certificar, por lo general, todos los inmuebles o parte de ellos, disponibles para la venta o el alquiler. Además de éstos, todos los edificios de nueva construcción y los edificios o parte de ellos en los que la autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a los 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.

Por otra parte, los edificios que quedan excluidos de la calificación de eficiencia energética son los monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o por su valor arquitectónico o histórico; los edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto; construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años; edificios industriales, de la defensa y agrícolas; edificación aislada con una superficie útil inferior a 50 m2; edificios que se compren para reformas importantes o demolición, y edificios existentes de viviendas cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año.

El Certificado de Eficiencia Energética tiene un período de validez de 10 años, transcurridos los cuales será necesario renovarlo.

Proceso de trabajo:

Una vez contratado el servicio, seguiremos los siguientes pasos:

– Un arquitecto de BAMBA realizará una visita al inmueble para inspeccionarlo y realizar una toma de datos para confeccionar un plano de estado actual, anotando además dimensiones y características de huecos de ventanas y puertas en fachada, situación de pilares y vigas, características del cerramiento, instalaciones de agua caliente, calefacción y refrigeración y cualquier dato relevante para la redacción del informe. También nos será de mucha utilidad si puedes facilitarnos facturas de electricidad, gas, etc., del último año para poder realizar un informe y obtener una calificación energética más precisa.

– Levantamiento del plano de estado actual sobre el que se realizarán las mediciones correspondientes.

– Desarrollo del informe según la normativa específica de cada comunidad autónoma mediante herramientas informáticas promovidas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo a través del IDAE y por el Ministerio de Fomento. El informe incluye además propuestas de mejora por las que se indica la calificación energética que supondría la realización de las mismas aunque no es obligatorio realizar ninguna de ellas.

Entrega del informe para su presentación y registro en el organismo habilitado para tales efectos de la Comunidad Autónoma correspondiente.

Una vez que se entrega el informe y la evaluación del mismo por parte del organismo es válida, éste expedirá una etiqueta oficial, que deberá aportarse antes de que se produzca la venta o el alquiler del inmueble.

El cliente asume la responsabilidad por la no aceptación del trabajo debido a cambios posteriores respecto a la idea inicial contemplada al inicio del contrato, no eximiéndole del pago del servicio inicialmente contratado. Una vez iniciado el proyecto, si el cliente lo cancela, deberá abonar el importe correspondiente al tiempo trabajado hasta el momento si superase la cantidad pagada inicialmente (50% del total) a razón de 25,00 €/h + IVA.